Seguidores

domingo, 14 de febrero de 2016

No voy a poder dar el examen el martes. Estoy hundida en la tristeza. Mañana iré al trabajo y plantearé la situación, a ver si me perdonan los días de licencia. A ver qué se hace en ese caso...
Por dios. ¿Cómo es que el estado anímico puede derrotar a uno en todo aspecto? Yo me voy a levantar, cueste lo que cueste. Pero ya mismo no puedo.

Mi mente siempre levanta situaciones que no tiene que levantar. Y luego, la realidad las hunde de un golpe.

No puedo más.

1 comentario:

  1. ¡Animos! es la primera vez que te comento. Pero... estoy super desganada en lo que respecta a cosas de examenes. Asi que me sentí identificada. Fuerza

    ResponderEliminar