Seguidores

sábado, 27 de febrero de 2016

A month of sundays

"Hay que cultivar nuestro propio jardín"
Voltaire

Gracias.

Estuve pensando este tiempo... estos pocos días eternos, que estamos mejor así. Solos. O que al menos yo estoy mejor sola.
Como decirlo... la cuestión es que no aguanto la situación, y a mi siempre me gusta mirar desde mis zapatos primero. Necesito estar sola, por lo menos un tiempo. No me he tomado un respiro para mirar hacia mis entrañas desde hace años.
De esos espacios, es que he sacado las mejores cosas. Donde me he descubierto a mi misma, un poquito más. Sin ir más lejos, este blog se abrió en 2011, durante uno de esos espacios. Quiero tiempo para mí, lo necesito. Tomé estas riendas estando frágil y vulnerable, y de eso no se puede sacar más que escombros. No es lo que soy.
Soy una persona fuertemente temperamental y sentimental. Pero jamás los sentimientos o los enojos me han pasado por arriba. Ahora sí me están pasando, me aplastan. Me hacen una persona que deja mucho que desear... y si eso está pasando, es por una especie de alerta que me dice que pare. Que ya fui muy lejos sin darme apenas un tiempo para mí.

Tengo un grandísimo defecto. No sé estar sola. Pero tengo que aprender a estarlo... Tengo que sacarle jugo de alguna manera a esta situación. No esperar a que me mimen, me consientan, me digan cosas lindas. Nunca es la gracia el hecho de que te las digan. La gracia es sentirlas. Hacer propias esas caricias, ese sentirse bien. Tengo que aprender a mimarme. A valorarme. A quererme, y aceptarme como soy. A reconocer mis sueños, y hacer lo imposible por alcanzarlos. Las gracias, es porque me ayudaste a darme cuenta de eso. Vos, la situación en sí, y la vida misma... me trajeron hasta acá. A esto en que tengo que hacer el click y cambiar: quererme.

No esperar a que lo hagan por mí...


jueves, 25 de febrero de 2016

Termino cada día, empiezo cada día

Gracias a la vida que todo va y viene, como un boomerang infrenable, del inicio al final. Incluso, nunca deberíamos hablar de principios o finales, ya que la vida se trata de un círculo vicioso donde caen las fichas una a una, que de la misma manera, se vuelven a levantar. Y todo así, sucesivamente.
Agradezco a la vida que me ha hecho volver por las mismas puertas que una vez salí. Que me ha hecho atravesar otras que jamás imaginé que atravesaría, pero que tenía que conocer... En todas ellas, tanto de ida como de vuelta, he aprendido muchísimo. He entendido situaciones que jamás hubiese comprendido de no vivirlas en carne propia. Concluyendo, la vida es sabia, es un círculo. Para aquellos entendidos, saben que no se trata de principios ni finales, sino de vivir, en algún momento, lo que uno mismo se encarga de construir y derrumbar.

To sink

Estás ahogado?

Bueno. Yo necesito alguien que salga a flote con mi amor. No que se hunda.
Tengo mucho amor para dar. Soy una persona que vive con el corazón en la cabeza. Para el que le resulte un problema... puede optar por irse.


lunes, 22 de febrero de 2016

Antídoto

Del amor
de aquel amor del que me agarré siempre
de aquel amor salvavidas,
de aquel amor improcedente.

Del amor
que cura y lava
que tiembla y muere
que siempre renace; siempre.

Del amor
de la dulzura inesperada
de los besos en palabras,
de los silencios hermosos

De ese amor me agarro
hoy y siempre.

De ese mismo amor que perece
siempre nace otro amor,
si es que realmente muere.

De este amor me agarro
hoy y siempre.
No me sueltes...

sábado, 20 de febrero de 2016

Asunción de tí

Quién hubiera creído que se hallaba
sola en el aire, oculta,
tu mirada.
Quién hubiera creído esa terrible
ocasión de nacer puesta al alcance
de mi suerte y mis ojos,
y que tú y yo iríamos, despojados
de todo bien, de todo mal, de todo,
a aherrojarnos en el mismo silencio,
a inclinarnos sobre la misma fuente
para vernos y vernos
mutuamente espiados en el fondo,
temblando desde el agua,
descubriendo, pretendiendo alcanzar
quién eras tú detrás de esa cortina,
quién era yo detrás de mí.
Y todavía no hemos visto nada.
Espero que alguien venga, inexorable,
siempre temo y espero,
y acabe por nombrarnos en un signo,
por situarnos en alguna estación
por dejarnos allí, como dos gritos
de asombro.
Pero nunca será. Tú no eres ésa,
yo no soy ése, ésos, los que fuimos
antes de ser nosotros.
Eras sí pero ahora
suenas un poco a mí.
Era sí pero ahora
vengo un poco a ti.
No demasiado, solamente un toque,
acaso un leve rasgo familiar,
pero que fuerce a todos a abarcarnos
a ti y a mí cuando nos piensen solos.
            2
Hemos llegado al crepúsculo neutro
donde el día y la noche se funden y se igualan.
Nadie podrá olvidar este descanso.
Pasa sobre mis párpados el cielo fácil
a dejarme los ojos vacíos de ciudad.
No pienses ahora en el tiempo de agujas,
en el tiempo de pobres desesperaciones.
Ahora sólo existe el anhelo desnudo,
el sol que se desprende de sus nubes de llanto,
tu rostro que se interna noche adentro
hasta sólo ser voz y rumor de sonrisa.
            3
Puedes querer el alba
cuando ames.
Puedes
venir a reclamarte como eras.
He conservado intacto tu paisaje.
Lo dejaré en tus manos
cuando éstas lleguen, como siempre,
anunciándote.
Puedes
venir a reclamarte como eras.
Aunque ya no seas tú.
Aunque mi voz te espere
sola en su azar
quemando
y tu dueño sea eso y mucho más.
Puedes amar el alba
cuando quieras.
Mi soledad ha aprendido a ostentarte.
Esta noche, otra noche
tú estarás
y volverá a gemir el tiempo giratorio
y los labios dirán
esta paz ahora esta paz ahora.
Ahora puedes venir a reclamarte,
penetrar en tus sábanas de alegre angustia,
reconocer tu tibio corazón sin excusas,
los cuadros persuadidos,
saberte aquí.
Habrá para vivir cualquier huida
y el momento de la espuma y el sol
que aquí permanecieron.
Habrá para aprender otra piedad
y el momento del sueño y el amor
que aquí permanecieron.
Esta noche, otra noche
tú estarás,
tibia estarás al alcance de mis ojos,
lejos ya de la ausencia que no nos pertenece.
He conservado intacto tu paisaje
pero no sé hasta dónde está intacto sin ti,
sin que tú le prometas horizontes de niebla,
sin que tú le reclames su ventana de arena.
Puedes querer el alba cuando ames.
Debes venir a reclamarte como eras.
Aunque ya no seas tú,
aunque contigo traigas
dolor y otros milagros.
Aunque seas otro rostro
de tu cielo hacia mí.


- Mario Benedetti
(El escritor con el que aprendí a amar la poesía. Ni la prosa, ni ninguna otra. La poesía es la forma de escribir que tiene más amor en sus letras).

domingo, 14 de febrero de 2016

No voy a poder dar el examen el martes. Estoy hundida en la tristeza. Mañana iré al trabajo y plantearé la situación, a ver si me perdonan los días de licencia. A ver qué se hace en ese caso...
Por dios. ¿Cómo es que el estado anímico puede derrotar a uno en todo aspecto? Yo me voy a levantar, cueste lo que cueste. Pero ya mismo no puedo.

Mi mente siempre levanta situaciones que no tiene que levantar. Y luego, la realidad las hunde de un golpe.

No puedo más.

sábado, 13 de febrero de 2016

Carreteras sin sentido

Bueno, estoy saturada. Por suerte tengo este rincón que siempre sentí que me perteneció. Como una especie de lugar en el mundo en el que puedo ser yo, plácidamente. Cuando empecé con el blog, esto empezó siendo una suerte de diario Intimo. Porque realmente lo era. Nadie tenía ni puta idea que esto era mío. Y estaba realmente bueno, porque era un jornal en el que vomitabas lo que sentías, así, sin anestesia ni tapujos, pero que no quedaba cerrado con llave... sino que leían otras personas, que probablemente se pudieran sentir parecido a mi.
Me encantaba la idea de esto. Luego me fui destapando y abriendo, y fui mostrando este espacio un poco más. Fui abriéndome yo también. Que eso es bueno, muy bueno. Siempre Florencia fue una tipa que hablaba para adentro (no por hablar bajito) sino que, literalmente hablaba para adentro.

Siempre fui esas tipas que piensan a la velocidad de la luz veinte mil cosas que en su puta vida la gente va a tener idea que llegué a pensar. Incluso muchos de esos pensamientos, lamentablemente han venido tan rápido como se han ido, y ni siquiera han podido estar acá.

Toda mi vida tuve miedo de mostrar quien soy... sobre todas las cosas, lo que amo. Es como mi tesoro. Tengo miedo que me lo roben, tengo miedo que lo destruyan, tengo miedo que lo hagan trizas como la sociedad suele hacer. Todo porque no tienen alma en su gran mayoría. Las masas viven por inercia, y sin querer, por miedo... yo también terminé viviendo por inercia.

No me ha ayudado para nada ser tímida. Lo he superado, pero a medias. Siempre salen a la luz las cosas que menos me interesan. Las que me dan igual... con eso es hiper fácil ser careta. Igualmente, de toda situación siempre hay que sacar el lado bueno, o intentar sacarlo y seguir adelante. En este momento amaría volver al 2011 donde ésto era "privado" y lo podía compartir con gente que no tenía idea de quién soy. Eso de que asocien lo que hay acá, con mi persona, es lo que me aterra. Pero llega todo momento en la vida, en que por alguna razón uno tiene que abrirse ante el mundo, y que vean lo que hay. Aunque no les guste.

Vivir con reservas en el alma creo que no sirve. Los momentos en que he sido más feliz es en los que me libero, mostrando lo que soy. Mostrando las cosas que amo. Aunque eso me de un miedo enorme.
Además de escribir, me gusta mucho la música (me gusta mucho el aaaaaaarte, jajajaja). Hablando en serio, amo la música. Amo cantar. Para mí encerrarme en el cuarto a escuchar música en los días que no estoy bien del todo, es de las mejores terapias del mundo. Si las combino con escribir lo que me pasa... puf. No necesito ni psicólogo ni nada; ya estoy.

Y SOY HIPER VERGONZOSA. A tal punto de que no canto si hay alguien en otra habitación. A tal punto de me da miedo que me escuchen los vecinos (me da vergüenza mi timidez, por dios!).

Pero hoy, por favor... me chupó todo un huevo. Tenía que estudiar (tengo un examen en tres días) y no pude. Estaba hiper saturada. Pero me liberó tanto el hecho de poder cantar y escuchar música, encerrada en mi cuarto. Fa; placer. Hacía años que no lo hacía (porque estuve viviendo en una casa de 2x2 con mi viejo). Y se sintió tan bien, eso, y después un cafecito con vainilla para rematar!

Tanto alivio me dio, que me tuve que sentar acá... y lo quiero compartir. Sí, con el que sea que lo quiera escuchar. Uno de los temas que más me gusta en el mundo! Sí, me animé a grabarlo. Advierto que no tiene arreglos, ni un buen audio porque lo grabé con el cel y la pista de la canción sonaba en la laptop... que tiene medio roto el parlante JAJA. Bueno, no es el mejor entorno del mundo. Pero en la vida me ha pasado esto de querer destapar esta parte de mí. La primera vez... y puede que la última. Veremos que pasa!



&

Con un nudo en el alma, que dudo que alguien logre desatar.

Cenizas

Soy inteligente, y sí, hay veces que no lo sé. Hay veces que lo dudo. "Es una lástima que todo lo que tenga de inteligente lo tenga también de baja autoestima y de quererse tan poco". Es. Y no es. Es fácil fingir ser fuerte. Fingir que poco me interesa el resto. Fingir que siempre confío en mí como en nadie y mostrar que aparentemente me las sé todas.
Es fácil tener esa actitud.
Pero es contradictorio.
Soy frágil, y me he mostrado frágil, porque lo soy. Eso me hace auténtica.
Lo frágil me hace ser una cuestionadora constante de la vida. (Esto estará bien? De verdad estará bien?). El cuestionarme y cuestionar tanto, es lo que me hace aprender más allá de lo aparente. Me hace vivir aprendiendo.

Sí. Puedo mostrarme como quiere el mundo. Fuerte. Segura. Desafiante y lejana... lo he hecho tanto, que me lo sé de memoria. Y es por eso que tan pocos realmente me conocen. Hay gente que en la vida me ha conocido, porque poco me ha interesado a mí también. Lo lamento, y ahí sí... por la gente que ha elegido desconocerme.

Cosas que tiene la vida.

lunes, 1 de febrero de 2016

1/2/2016

Como muy bien leí hace unos días, pasa eso...

La felicidad no se escribe. Es facil escribir desde el rencor o la tristeza. Pero la felicidad no. La felicidad es algo que no se escribe; se vive.

Por eso espero que vean muerto; bien muerto esto. Por el mayor tiempo posible.